Quiero escribir la descripción de mis productos ¿cómo lo hago?

publicado en: Blog, redactor freelance | 0

Si eres un pequeño empresario, seguramente estés pensando que no quieres meterte en gastos que todavía no sabes si vas a poder cubrir. En este post, voy a compartir algunos consejos para aquellos que quieran escribir las descripciones de sus productos y todavía no quieran contratar a un redactor profesional.

Fórmate antes de lanzarte a escribir

Escribir para vender no es lo mismo que escribir la mayoría de textos que estamos acostumbrados a redactar. Por eso, es conveniente que te formes un poquito antes de lanzarte a escribir tus descripciones. Mi mejor recomendación es que leas The Copywriter’s Handbook: A Step-By-Step Guide To Writing Copy That Sells del redactor profesional Bob Bly. Con el aprenderás lo básico de cómo escribir para vender, y lo mejor es que para aprender lo no básico no tendrás que gastarte ni un céntimo, porque la mejor formación será el entrenamiento. Pero, antes de pasar a esa fase, te recomiendo que leas este fantástico libro, donde además encontrarás múltiples ejemplos para muchas situaciones.

Escribe para tus clientes no para ti

Lo siento, a tus clientes no les interesa tu vida. Lo que ellos quieren saber es qué van a poder hacer con tu producto, por qué comprarte a ti es mejor que comprar a otros y de qué manera vas a facilitarles la vida.

Ahorrate el contarles lo mucho que has trabajado para confeccionar un producto y, en vez de eso, déjales claro lo buena compra que es centrándote en las características del producto que les interesa realmente.

Escribe sobre las ventajas y puntos fuertes de tu producto

¿Para qué sirve lo que vendes? ¿en qué destaca?

Quizá a ti te parezca obvio, pero siempre es una buena idea demostrarles a los lectores que lo que les ofreces sirve para algo. Decir que algo es bonito no es muy informativo, cualquiera que vea tu producto puede decidir si es bonito para su gusto. Sin embargo, explicar en qué tipo de ambiente, decoración o contexto tu producto puede ser un complemento ideal, sí que es algo que no todos percibirán y puede ayudarles a decidirse a comprarlo.

No escribas mentiras

Esto además de hacer llorar al niño Jesús, es un error de base. El mejor cliente es el que repite, así que lo mejor es que sepan lo que estén comprando y queden satisfechos. Si les prometes demasiado, se sentirán estafados. Aunque debo matizar que sí es admisible que exageres un poquito.

Escribe lo suficiente

Internet está lleno de avisos de que los usuarios deciden en muy pocos segundos si van a leer un artículo o no. Esto es cierto, pero a ti no te interesa tanto llamar la atención de quienes no quieren comprar, sino informar a quienes sí quieren hacerlo, de dónde y cómo pueden satisfacer su necesidad.

Por supuesto, no hace falta que escribas tres párrafos para describir un lapicero. La cantidad de texto dependerá de la complejidad y de lo conocido que sea tu producto.

Escribe sobre las ofertas y descuentos

A todo el mundo le guta sentirse inteligente. Y hoy en día no hay nadie más inteligente que el que compra lo mismo que su vecino, a un precio menor. No dudes en dejar claras tus ofertas, quiénes pueden beneficiarse de ellas y cuáles son sus condiciones.

No caigas en la trampa de escribir como un poeta

Escribe de forma sencilla y clara. Cuando tus clientes quieran disfrutar de buena literatura, no visitarán tu tienda. Lo que para ti es arte, para otros puede ser un auténtico tostón.

Dejar una opinión