Cómo redactar un post de blog optimizado para SEO

publicado en: redacción SEO | 0
Cómo escribir un post de blog optimizado para SEO
Microsoft Type Cover 2 – IMG_4252 flickr photo shared by Nicola since 1972 under a Creative Commons ( BY ) license

Hay un montón de expertos en SEO explicando cómo optimizar sitios web, páginas web e incluso posts de blogs. Pero la mayoría de ellos están dirigidos al usuario final que redacta sus propios textos. Aquí vas a encontrar una información parecida, pero orientado a los redactores profesionales que quieran ofrecer estos servicios.

Antes de empezar ten en cuenta que un post realmente optimizado para SEO debe tener al menos 1500 palabras. En primer lugar porque Google quiere primar la calidad y un post de esa extensión tiene más posibilidades de ofrecer la suficiente información al usuario como para resolver sus dudas. En segundo lugar porque en un texto de 300 palabras es difícil que cumplas con todos los requisitos del post.

Además, siempre ten presente que Google quiere las cosas bien hechas. Esto quiere decir que si tienes que saltare a la torera alguno de estos consejos, para que el texto sea máz razonable y apropiado, ¡hazlo! En otras palabras, 1500 palabras sí, pero solo si hay algo que decir, si no lo hay, mejor un texto corto, pero de calidad.

Redacción SEO – Paso 1 decide las palabras clave

Generalmente tu cliente te va a dar las palabras clave. Si es así, no tienes mucho que hacer en este paso. Eso sí, comprueba que las palabras que te dan sean lógicas. Especialmente si los clientes son extranjeros, las palabras pueden ser traducciones directas de otros idiomas y no funcionar bien en español.

Es importante que aclares con tu cliente aspectos como por ejemplo:

  1. La palabra clave tiene un verbo en infinitivo: ¿Puedes conjugarlo?
  2. La palabra clave se forma por más de una palabra: ¿Puedes añadir preposiciones entre ellas?
  3. La palabra clave está en plural: ¿Puedes ponerla en singular?

En principio durante el texto deberías usar la palabra clave tal cual y también introducir variables. Si no Google puede pensar que estás haciendo spam. Pero en los sitios importantes: imágenes, títulos, descripciones, haz un esfuerzo para escribir las palabras clave tal cual. En el fondo los clientes te pagan por pensar la mejor forma de decir lo que ellos quieren decir.

¿Cómo decidir una palabra clave adecuada?

Muy sencillo, tienes que utilizar el Planificador de palabras clave de adwords. Si no lo has hecho nunca, no te asustes. Es muy intuitivo. De todos modos puedes ver las instrucciones de Google sobre el planificador de palabras clave aquí.

Como en este post estamos hablando de un post de blog, lo normal es que las palabras clave a optimizar sean una o dos. Si te piden más palabras clave para un solo post, lo normal es que sea imposible utilizarlas todas en todos los sitios. Puesto que en la mayoría de los casos lo que se quiere es posicionar el sitio web en general y no el post exclusivo que estás escribiendo, no sería ninguna locura utilizar más de una palabra clave en cada post. Pero la realidad del trabajo es que, generalmente, los clientes se centrarán en solo una.

También ten en cuenta que sobre todos los planificadores de palabras clave del mundo está tu cerebro. Si tu post es sobre algo muy específico cuya palabra clave no suele obtener búsquedas en Google, no tengas miedo de optimizarlo para dicha palabra. Seguramente sea más fácil que llegues a las primeras posiciones del buscador. Además ten en cuenta que lo que te interesa es salir en los primeros puestos de palabras clave relacionadas con tu contenido, de otro modo Goolge acabrá dándose cuenta y perderás tu posicionamiento. Por lo que no hay que evitar escribir sobre palabras clave que no se buscan mucho, especialmente si hablamos de post de blogs, ya que seguro serán un buen complemento para otras páginas del sitio web.

Lo que sí debes comprobar es que forma de decir las cosas es la más utilizada. Es decir, tu prioridad es hablar sobre lo que tienes que hablar (la palabra clave que te dan), pero también contarlo de la manera más adecuada (tras tu investigación sobre palabras clave).

Redacción SEO – paso 2 utiliza subtítulos

Los subtítulos son una de las formas que Google tiene para saber la temática de una página. Así que tener un texto bien estructurado con subtítulos, es una forma fantástica de decirle al buscador que tú ofreces mucha información sobre tus palabras clave.

Aquí suele haber un problema de base. ¿Cuál es la estructura de la web de tu cliente? Muchos sitios web tienen el título H1 generalizado para todas las páginas de la web, de modo que el H2 es el título del post que tú estás escribiendo. Si después quieres hacer una subdivisión, deberías usar el H3, pero el problema es que la efectividad del H3 baja bastante. Ante eso, mi recomendación es que utilices H2. De esta forma digamos que el título general del post y los subtítulos del mismo tienen la misma categoría, pero eso no tiene porqué ser un problema si hay suficiente contenido e información entre título y subtítulo.

A ser posible trata de escribir las palabras clave de los títulos tal cual te las dio el cliente. Para saber cómo escribir un título o subtítulo de una web puedes leer este post.

¿Cuántos subtítulos son necesarios? Pues en 1500 palabras no creo que puedas utilizar más de cuatro. Pero tampoco debes forzarlos. Si el texto te pide solo uno, pues ya vendrán otros textos que pidan más divisiones.

Redacción SEO 3 – Redacta el texto del post

Se ha hablado mucho sobre la densidad de las palabras clave. Lo cierto es que un texto que ofrece información sobre algo, generalmente va  a repetir ciertas palabras en sus explicaciones. Esas palabras repetidas deberían ser tus palabras clave. Aunque es verdad que Google analiza los sinónimos bastante bien, la experiencia me dice que en un texto de 1500 palabras tu palabra clave debe aparecer al menos nueve o diez veces. Esto lo digo sobre la base de mi experiencia y la de mis clientes, no tengo ningún estudio objetivo que lo apoye, más alla de que a mi me ha funcionado. Por cierto, nunca viene mal que, cuando venga a cuento, pongas tus palabras clave en negrita.

Además, un texto optimizado debería contener un par de links a sitios externos a la web en la que se va a publicar el texto. Y estos links deben ir en palabras clave relacionadas con las tuyas o incluso las mismas.

Es un problema recurrente que los clientes no quieran hacer “publicidad gratuita” a otras webs. Pero lo cierto es que tener links a sitios de calidad, le dice a Google que estás ofreciendo valor al usuario, ya que si visita tu web no solo encontrará tu información sinio que además, podrá seguir informándose en otras webs.

También es conveniente poner un par de links a otras páginas de tu propio sitio web. Esto le dice a Google que tu web es coherente y ofrece un montón de información sobre temas relacionados. Al igual que los links externos, los internos deben estar formados por palabras claves relacionadas con la página de destino y a ser posible con también con la de origen.

Redacción SEO 4 – Descripciones

Hace unos años te hubiera dicho que es muy importante que las palabras clave aparezcan al principio del post. La verdad es que ahora con las herramientas que hay para redactar las meta descripciones de las páginas, es algo menos solicitado. Esto se debe a que antes la meta-descripción era básicamente el primer párrafo, mientras que ahora son textos independientes. De todos modos, personalmente, prefiero tratar de colocar la palabra clave en el primer párrafo siempre que sea posible.

No obstante lo que sí es obligatorio es que tras redactar tu post, escribas una buena metadescripción. Para los menos puestos en este tema, la meta descripción es el pequeño texto que aparece en los resultados de Google debajo de cada link. Aquí también es importante que aparezcan las palabras clave una o dos veces, pero siempre dentro de una frase con sentido. Es decir no repitas palabra clave – palabra clave, redáctalo adecuadamente.

Hay muchas versiones sobre la cantidad de caracteres que Google tiene en cuenta. En mi opinión lo óptimo son 150 caracteres incluyendo espacios.

Tampoco te olvides de optimizar tu título. Puedes cambiarlo un poco respecto al título real del post para añadir la palabra clave que quieras, pero lo ideal es que sean bastante parecidos. El título debe tener 60 caracteres con espacios como mucho.

Si el post va a contener imágenes deberías ingeniártelas para ponerlas un título que tenga que ver con la imagen incluyendo la palabra clave. Lo mismo pasa con el atributo ALT de la imagen, que es el texto que se ve cuando pasas el ratón por encima de la misma. Las tablas son otra buena opción de introducir keywords en un texto, pero todo depende del CMS que utilice el cliente y el control que éste tenga sobre su código HTML.

Finalmente, también debes redactar las entradillas para Facebook, Twitter y resto de redes sociales en las que se vaya a compartir el post.

Una vez tienes todo esto puedes decir que tu post está optimizado. Como redactor no siempre tendrás acceso a todas estas funciones y no siempre te pagarán por todas. Esto depende del acuerdo al que llegues con tu cliente y de cómo quiera él manejar su web. Obviamente buscar una imagen adecuada para un post puede llevar su tiempo y muchas veces requiere la compra de la misma, por lo que los redactores de contenidos no suelen tener el control sobre ellas.

 

Share Button

Dejar una opinión