El tamaño importa en la redacción de contenidos

publicado en: redacción SEO | 0
En la redacción de contenidos el tamaño importa
finding balance flickr photo shared by woodleywonderworks under a Creative Commons ( BY ) license

Seamos honestos, en la vida el tamaño importa. El Big Mac es un referente en las hamburguesas, lo mismo que lo es el Everest en las montañas. Internet no es una excepción, aquí el tamaño, también es importante para sobresalir…en el buscador.

Generalmente, los trabajos de redacción de contenidos se presupuestan en función del tamaño. El redactor tiene un precio por palabra o por determinado intervalo de palabras, y el cliente le dice que tamaño quiere. Es cómo la talla de zapatos, pero sin que duela si te confundes al elegir. Aunque puede que si lo haces, no consigas tus objetivos.

Por qué pedirle grandes textos a tu redactor de contenidos

Si el objetivo de tu texto es conseguir un buen posicionamiento, necesitas que sea largo. Es cierto que existen páginas basadas en textos cortos con buen posicionamiento, pero por lo general Google piensa que mucho texto, siempre y cuando este sea de calidad, aporta más información que poco texto y, por tanto, supone que es más completo.

Además, en un texto largo tienes más posibilidades de introducir tus palabras clave, especialmente mediante títulos, algo que es trascendental para el posicionamiento. Lo mismo ocurre con links internos y externos, fotos y todos esos truquillos que se pueden leer en blogs especializados en SEO. Los textos largos dan más juego para estas cosas.

Finalmente, si la información que quieres publicar es compleja o tiene muchos detalles, es absurdo no explicarla bien por la simple razón de desear un texto corto.

Es mejor darle al lector la posibilidad de dejar de leer, que no ofrecerle toda la información que necesita, porque lo último que queremos es que nuestros lectores o clientes se marchen frustrados de nuestra web.

Por qué pedirle textos cortos a nuestro redactor de contenidos

Una razón, importante si vamos a crear una web de cierto tamaño, es el presupuesto. Un texto corto, en un sitio web con muchas páginas y subpáginas pueden suponer una buena cantidad.

Además, los manuales de copywriting, es decir, de cómo escribir para vender, dicen que los textos mejor cortos, porque el lector puede perder la atención del texto, distraerse y pasar a hacer otra cosa. Más si cabe en la era de internet. La gran oferta de información que nos rodea, hace que en unos pocos segundos decidamos si vamos a hacer el esfuerzo de leer un texto. Si el título no es bueno, posiblemente no lleguemos siquiera a planteárnoslo.

Finalmente, pero en la misma línea de lo anterior, un texto corto tiene más posibilidades de ser leído. De hecho, los textos cortos son el modo de vida de periódicos de éxito como 20 minutos.

¿Qué tamaño debe tener mi texto?

Lo primero que debes plantearte es ¿cuál es mi principal objetivo? ¿vender o tener un buen posicionamiento?.

Si tienes una respuesta clara y has leído lo anterior, seguramente ya sepas qué es lo que te conviene.

Si has respondido “los dos” no te tires de los pelos todavía

Efectivamente estás como la gran mayoría de los administradores de sitios web. Tienes un objetivo que es satisfacer a un robot (Google) y otro que es atraer a personas. Es como cuando quieres algo barato y de gran calidad: puede conseguirse, pero no es lo normal.

Decíamos que los manuales de copywriting recomendaban textos cortos, lo que menos gente sabe es que también dicen que en el caso de que tu producto o servicio requiera una labor de información por parte de los compradores, ofrecerles esa información es un gran paso para efectuar la venta. Visto así, parece que habría que solicitar textos largos, ofreciendo toda la información útil que se pueda. El problema es que no siempre es posible ofrecer información útil. Si vendes escobas, por ejemplo, es difícil que consigas un gran texto sobre cada producto sin aburrir al comprador. Todos sabemos cómo funcionan, solo necesitamos una que sea barata y dure algún tiempo.

En mi opinión, cuando planteamos la redacción del texto de una web debemos valorar más al ser humano que al buscador. Digo esto por las siguientes razones:

  1. El buscador trata de adaptarse al ser humano
  2. El buscador da cada vez más importancia a la calidad y menos a las palabras clave
  3. El ser humano ahora utiliza un buscador, mañana puede utilizar otra cosa

No obstante, si estamos lanzando un sitio web, puede interesarnos al principio dar prevalencia al buscador y pedir textos más largos para mejorar nuestro posicionamiento.

En definitiva no hay una respuesta clara. Ambos objetivos son muy importantes y por eso es vital que tengas claros los tuyos y que conozcas tus prioridades, así como qué tipo de texto es recomendable para cada caso.

Dejar una opinión